SOCIEDAD

A QUIEN LE CONVIENE
Los sacrificados por su trabajo y profesión, y los que miran para otro lado

Fecha Publicación: 12/05/2020  20:36 


En el mundo, hay millones de personas que en su profesión o por características humanas y personales como hacer el bien por los demás, el que le hace las compras a los abuelos de la otra cuadra que no pueden ni deben salir, y los que ayudan de miles de formas



En casi todos los casos hay riesgo, hay sacrificio, deben asumir entre otras cosas inconvenientes económicos pero siguen adelante, sin dudar, conscientes de que este mal nos afecta a todos, pero en mayor medida a los pobres, a los que viven hacinados en villas de emergencia, los que tienen edades que los sindican como de mayor peligro de contagiarse, los discapacitados, y seguimos sumando: Médicos, Enfermeros, investigadores, cocineros de hospitales, camilleros, choferes, bomberos, policías, repartidores de entrega a domicilio, Cajeros, Operarios de producción Picking (preparación de pedidos) y Packing (embalado de pedidos), Personal de limpieza, Repositores, Merchandisers, Atención al público, Personal de atención telefónica, las farmacéuticas, las fuerzas del orden, los sanitarios y asistentes sociales, los empleados de servicios funerarios, los trabajadores en mantenimiento de las fábricas y las plantas de producción, los mensajeros, los camareros y trabajadores en comedores, los científicos en laboratorios de microbiología, los actores y trabajadores en el mundo del espectáculo y los cuidadores, los empleados de la administración, de las aseguradoras, de la comunicación y del sector primario (como agricultura y pesca), médicos, enfermeras, camilleros, cajeros, recolectores de residuos, farmacéuticos, camioneros, empleados de supermercados, fuerzas de seguridad, ocupaciones “anónimas” .
Hay muchos más, pero cuesta hacer una interminable lista de los desde su lugar o profesión, ponen todo lo que les es posible para ayudar a los demás.
Luego, dentro del rango de servidores públicos, hay agentes y funcionarios estatales (Nación, Provincias, Intendencias, Comisiones Comunales) que aportan lo suyo.
Dentro de este universo de cosas que hoy nos toca vivir, suceden cosas injustificadas como que a muchos médicos, los echan los vecinos de sus hogares, porque temen al contagio de esos profesionales cuando regresan a sus casas.
No hay duda de que se trata del miedo de esos vecinos, pero al mismo tiempo están castigando duramente a los que ponen su vida en riesgo por los demás.
Hay casos en que van decidiendo que hacer al respecto, algunos optan por “vivir” dentro del hospital donde trabajan, sin regresar a sus hogares, otros va a hoteles que seguramente les proporciona el gobierno, para no tener que regresas con sus familias, y entendamos aquí todo lo que eso conlleva. Hablo de héroes tratados moco leprosos de cientos de años atrás.
Y en esto de pensar lo que está bien, lo que corresponde, lo que conviene, surge la casi necesaria comparación, con quienes se deben más que nadie hacia los demás, como sus representados políticos, a los que el pueblo elige y paga para cumplir funciones legislativas, judiciales, o ejecutivas.
En este rango de personas, funcionarios, personalidades, se encuentran ls que hoy, cuando más que nunca hace falta sumarse a los esfuerzos, como el estar muy cerca del presidente y sus gabinetes, sus asesores, aportando ideas, tomando decisiones, y lo más importante, resolviendo temas legislativos o judiciales que permitan que las medidas que se tomen, cuenten con el respaldo legal que los gobernantes necesitan para decidir y poner en marcha planes, proyectos, inversiones, que según la Constitución deben ser legitimadas por el congreso de la Nación, por el Senado, por los Jueces.

Pero existe un inconveniente y es que la mayoría de quienes ocupan estos cargos, casi todos de carácter federal, viven lejos de la Casa Rosada, del Congreso de la Nación.
Entonces vemos como se buscan alternativas muy caras por cierto y que no resuelven (como hemos visto) las necesidades mencionadas.
Entonces modificamos las normas, vemos de colocar en el Congreso una infernal serie de pantallas con sistemas para que todos puedan participar, aunque en forma “on-line” o sea a la distancia.
Me pregunto, todo ese esfuerzo económico y tecnológico, ¿para que o en beneficio de quienes se intenta?
Vuelvo a los que están verdaderamente arriesgando la vida y a veces cobran poco o nada, o atrasado, y terminan viviendo en lugares que se adaptan a la situación, en lo que sin dudar podemos imaginar como que no es en beneficio propio, sino de los demás, del común de la gente.

Desde esta óptica, no se podría implementar que todos los legisladores, funcionarios de gobierno, jueces y todos los afectados por el sistema, pero que no cumplen fielmente sus funciones debido a la distancia, se trasladen y tengan un lugar de residencia permanente cerca del Congreso o los distintos lugares donde normalmente deberían cumplir sus funciones, resignando su convivencia familiar, que no sería ni más ni menos que lo que otros miles hacen a diario.
Para ser practico digo: Que todos los mencionados, responsables de la conducción del destino del país y los Argentinos todos, se reubiquen en lugares aledaños al de sus funciones, o al lugar que designen de acuerdo a sus condiciones espacio, etc., que por supuesto no cobren viáticos extras ni sumas por desarraigo, y resuelvan algo que en este momento estaría en decisión de solo algunos líderes, como Massa por los diputados o Cristina Fernández por los senadores, cuando en verdad, sin duda, es un problema de todos, que suma o resta al problema de la Pandemia.

AUTOR ANONIMO

 12 DE MAYO DE 2020.(Tiempopyme)

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.


Seguinos en twitter


tiempopyme.com
E-mail:tiempopyme@tiempopyme.com.ar
Capital Federal - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2020 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño sitios WEB Grandi y Asociados