MUNDO

NOTA DE CARLOS MARISCAL PARA TIEMPO PYME
Pandemia y ecología

Fecha Publicación: 28/05/2020  11:41 


El Gobierno español pide evitar mascarillas y guantes de un solo uso ante el auge del plástico



La Comisión Europea advierte a los países de que deben vetar los cubiertos, vasos y platos desechables el próximo año.


Los plásticos de un solo uso parecían tener los días contados hace solo cinco meses. El creciente problema de la contaminación había llevado a muchos Gobiernos a ponerlos en el punto de mira: hasta 127 países pusieron en marcha normas contra las bolsas de un solo uso en 2018, según el Programa de Medio Ambiente de la ONU. Pero la crisis de la covid-19 y el miedo a los contagios ha supuesto un incremento del uso de plásticos y productos desechables, como mascarillas y guantes. “El temor a un eventual rebrote de la enfermedad en el proceso de desescalada puede desembocar en un incremento en la generación de residuos derivado de un elevado consumo de productos de un solo uso”, advierte el Ministerio para la Transición Ecológica en unas orientaciones difundidas este miércoles. Pero este departamento considera un error esa vía. Por eso aconseja el uso de mascarillas reutilizables para la población en general, limitar el empleo de guantes, evitar las vajillas desechables y seguir fomentando las bolsas reutilizables frente a las de un solo uso.
Al temor al contagio se le añaden las presiones de los productores de plásticos, que han instado en Europa y Estados Unidos a que se paralicen las normas que restringen el uso de estos productos o a retrasar calendarios de aplicación. “Esta situación ha supuesto un balón de oxígeno para esas industrias”, opina Julio Barea, de Greenpeace. Algunos Gobiernos, como el del Reino Unido y el del Estado de California, han aplazado normas. “Es un error que algunos Estados y operadores piensen que la pandemia es un pretexto para relajar la protección de la naturaleza”, añade Carlos Martín-Novella, vicesecretario ejecutivo del Convenio de Basilea, el tratado internacional que regula el tránsito de residuos entre paíseS

Además del aumento del uso de guantes, mascarillas y productos higiénicos, se ha detectado un incremento de los envases plásticos para alimentos durante la pandemia, explica Martín-Novella. Porque se ha extendido la creencia de que el plástico protege ante el coronavirus. Pero el ministerio recuerda que la Organización Mundial de la Salud ha señalado que “es muy poco probable que la covid-19 se transmita a través de los alimentos o de sus envases”.
El departamento de Teresa Ribera cita un estudio reciente sobre la permanencia del virus en diferentes superficies. Y recuerda que esa supervivencia “puede ser de hasta 72 horas en el plástico y el acero inoxidable, de cuatro horas en el cobre y de 24 horas en el cartón”. Aunque advierte de que se debe ser cauto a la hora de extrapolar estos datos obtenidos en pruebas de laboratorio a una situación real, el ministerio sostiene que “puede ser preferible emplear productos reutilizables sujetos a medidas adecuadas de limpieza y desinfección en lugar de materiales desechables que incrementen el volumen de residuos y puedan contribuir a la propagación del virus”.

Al aumento del uso de estos productos se le une la parálisis de muchas de las plantas de reciclaje dentro y fuera de España al haberse prohibido la separación manual de los residuos por motivos de seguridad (un veto que el ministerio ha levantado ahora). Además, los bajos precios del petróleo han hecho que el reciclaje pierda competitividad.

La pandemia ha llegado en un momento en el que Europa se preparaba para despedirse de muchos productos y envases de plásticos. La UE aprobó el pasado año una directiva que, entre otros asuntos, vetaba una serie de productos de un solo uso, como cubiertos, vasos, platos y bastoncillos, y obligaba a aumentar las tasas de reciclaje de botellas y envases. La Asociación Europea de Transformadores de Plásticos (EuPC, por sus siglas en inglés) pidió hace un mes a la Comisión que retrasara la aplicación de la norma. “No vamos a reabrir la directiva de plásticos de un solo uso”, zanjan fuentes de la comisaría europea de Medio Ambiente. “No hay marcha atrás y los Estados miembros tienen la obligación de cumplir con la norma y los plazos”, añaden.

La directiva apuntaba a que antes de julio de 2021 los países de la UE deberán haber adaptado su normativa a la legislación comunitaria. En el escrito de recomendaciones del Ministerio para la Transición Ecológica se aboga por “tener en cuenta las disposiciones y orientaciones establecidas” en esa norma europea, “especialmente las relativas a las restricciones previstas para julio de 2021”. Y anuncia que está prevista su trasposición “a través de una nueva ley de residuos y suelos contaminados, que iniciará su tramitación muy pronto”.
Esa norma forma parte de la estrategia de economía circular que es posible que se apruebe la próxima semana en el Consejo de Ministros, según detalló el lunes el ministerio a los grupos ecologistas. Esa estrategia, que no tiene fuerza legal, se debe desarrollar a través de una serie de reales decretos —sobre envases, neumáticos, aparatos electrónicos...— y la futura ley de residuos, explica Carlos Arribas, de Ecologistas en Acción. Según la información trasladada a los grupos ecologistas, la intención del ministerio es que la ley pueda estar aprobada para junio de 2021 y cumplir así con los plazos de la directiva europea.

El Gobierno del PP elaboró en 2018 una estrategia de economía circular, pero nunca se llegó a aprobar. La del PSOE —que también forma parte del compromiso de gobierno con Podemos— se ha ido retrasando hasta ahora. Hace 10 días, en una comparecencia en el Senado, la vicepresidenta Ribera, sostuvo que sería aprobada en breve y que implicará la “movilización” de más de 2.000 millones. El plan fijará objetivos de reducción del uso de materiales y de incremento de tasas de reciclaje. En ese momento, Ribera afirmó que el problema de los plásticos de un solo uso por el coronavirus preocupaba “enormemente” a su departamento y aseguró que la economía circular será un nicho de creación de empleo para la recuperación.

Recomendaciones

Las recomendaciones del Ministerio para la Transición Ecológica difundidas ahora van dirigidas a reducir los productos de un solo uso y de los residuos. “Parece cuando menos discutible que la respuesta de sectores como la alimentación, el comercio, la hostelería u otros de cara al proceso de reactivación deba pasar por un mayor consumo de envases y productos desechables”, dice el ministerio. Estas son sus recomendaciones:

Mascarillas. Se aboga por “fomentar la fabricación y uso de mascarillas higiénicas reutilizables (el Gobierno ya difundió estas recomendaciones para su elaboración) para su uso por parte de la población, reduciendo así el consumo de las mascarillas desechables”.

Guantes. Este departamento señala que “es importante incidir en medidas de higiene (en especial, lavado de manos) y desinfección frecuentes en lugar de optar por el uso de guantes desechables, que pueden constituir un vector de propagación del virus”. Y pide que los establecimientos abiertos al público dispongan “de soluciones alcohólicas o geles de desinfección, que deberían usar los clientes a la entrada y a la salida”.

Vajillas. “En el ámbito de la hostelería debe evitarse el uso de vajillas desechables, especialmente de plástico, habida cuenta del tiempo de permanencia del virus en ese tipo de superficie”, sostiene el ministerio, que pide seguir con las reutilizables, “que deberán lavarse preferiblemente mediante lavavajillas o, en su defecto, a mano adecuadamente, con agua caliente y, si se estima oportuno, haciendo uso de desinfectantes”.

Bolsas. “Se debe continuar fomentando el empleo de las bolsas reutilizables en sustitución de las bolsas de un solo uso, a fin de minimizar la cantidad de bolsas manipuladas y desechadas”, afirma Transición Ecológica. “Dichas bolsas reutilizables se pueden desinfectar y/o lavar en casa”, añade el escrito.

Peluquerías. "En el ámbito de las peluquerías, barberías y centros de estética, se debería evitar el uso de toallas desechables y utensilios de un solo uso, empleando, en su lugar métodos de higienización.

Granel. “Las ventas a granel pueden seguir manteniéndose, reduciendo así el consumo de plásticos y envases innecesarios”, sostiene el escrito del ministerio. Pero “deben adoptarse ciertas medidas para evitar la manipulación directa por parte de los clientes o la exposición de los productos”, como mamparas. Y, “si fuera imprescindible, puede facilitarse el uso de guantes desechables”.

Fuente: Diario El País de Madrid








  28 DE MAYO DE 2020.(TIEMPOPYME)

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.


Seguinos en twitter


tiempopyme.com
E-mail:tiempopyme@tiempopyme.com.ar
Capital Federal - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2020 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño sitios WEB Grandi y Asociados