AGRO

COLABORACION REVISTA RECYDES
Volver al Futuro

Fecha Publicación: 09/02/2021  11:45 


La Ciudad Autónoma necesita su propio centro de abastecimiento de alimentos frescos



El proceso de modernización y optimización que requieren los Centros Concentradores de alimentos e insumos necesita de proyectos económicos compatibles con el grado de trascendencia social que gira alrededor del abastecimiento y la seguridad alimentaria.

Durante décadas en América Latina se defendió y promovió la presencia del Estado en los más alto niveles de decisión de los Mercados Concentradores, circunstancia que aún hoy, parece formar parte de una discusión política que poco ha favorecido la necesaria discusión sobre el rol de cada uno de los actores socioeconómicos.

Creemos que desde el sector público, promoviendo la actividad privada y con el asesoramiento de técnicos especializados se debe poner en marcha emprendimientos con firme convicción renovadora y que sean un genuino ejemplo de inversión productiva y generación de empleo, partiendo de la certeza que el acortamiento real de los circuitos Productor - Consumidor, la defensa irrestricta de la calidad en productos y servicios, y la búsqueda del marco comercial adecuado son la garantía cierta de rentabilidad, desarrollo y sustentabilidad.

Es entonces que, dentro de este análisis primario, surge naturalmente preguntar:

• • ¿Por qué la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no tiene un Mercado Mayorista de alimentos frescos dentro de su dis-trito?

• • ¿Es que la autonomía del abastecimiento no es importante?

• • ¿Por qué es la Ciudad Autónoma el único distrito que aun res-peta los postulados de creación del Mercado Central de Bue-nos Aires?
Hagamos una rápida revisión del proceso y comprenderemos porque el planteo que efectuamos, esperamos se comprenda que la pretensión de síntesis im-pide desarrollar cuestiones con mayor amplitud.

Después de varios años de divergencias y con una inversión multimillonaria en dólares se puso en marcha la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires en La Matanza, Provincia de Buenos Aires.

La actividad plena se inició en octubre de 1984.
Como condición esencial del futuro del proyecto que unifica intereses económicos y políticos de la Nación y Provincia, debían ser cerrados todos los Mercados Mayoristas del Area Metropolitana (Capital Federal, en aquel entonces, y Conurbano).

Es oportuno recordar que en ese entonces las autoridades de la Capital Federal eran designadas por el Poder Ejecutivo Nacional.
NO vamos a ahondar en lo que ha sucedido en estos 36 años en el Mercado Central, porque son de público conocimiento las historias acontecidas. Nada útil para la producción y el consumo.

Esta clausura generalizada iniciada con la inauguración, como era de esperarse, dura poco más de 90 días y desde principios de 1995 se inició un proceso en el ámbito provincial de reapertura de los mercados preexistentes en algunos casos en las mismas localizaciones o en nuevas.

Este proceso en los últimos veinte años fue multiplicándose con la apertura in-discriminada de Centros Mayoristas en los distintos distritos, en una lectura generalizada de tener un Mercado propio, con un alejamiento definitivo del pro-yecto que se había iniciado en 1984.

MÁS DE 40 MERCADOS DE DISTINTOS TAMAÑOS Y PERFIL, CON UNA PROLIFERACIÓN DE DESCONTROL SANITARIO, FISCAL Y LABORAL, SON LA MÁS SÓLIDA EXPRESIÓN DEL NUEVO MODELO.

Mientras tanto la Corporación del Mercado Central se transforma en una estructura enorme con objetivos difusos pero esencialmente políticos, haciendo de su rol originario un sistema comercial todavía necesario solamente por el perfil y la capacidad de productores y operadores comerciales.

En este marco volvemos a preguntarnos, la Ciudad Autónoma – ya no la Capital Federal – ¿por qué no tiene mercado propio?

Depender de los sistemas comerciales
asentados en La Matanza, así como en Avellaneda a modo de ejemplo, parece en el año 2020 no solamente poco operativo y eficiente sino riesgoso en todos sus aspectos.

Seguramente quienes recordamos el Mercado de Abasto de la calle Corrien-tes, el Mercado Dorrego, el Mercado Spinetto y el Mercado Saldías –este último de remate presencial–, debemos preguntarnos dónde se canaliza el abastecimiento.

La respuesta es sencilla… en el Conurbano.

Y también recordamos que aquellos mercados mencionados, eran de avan-zada en varios aspectos y fue la necesi-dad de buscar nuevos emplazamientos geográficos lo que justificó su eliminación absoluta, no solo físicamente sino de metodologías. Imperdonable.

Solo basta recordar que hace medio siglo en el Mercado de Abasto (hoy un hermoso Shopping) funcionaba también una Sala de Remate no presencial donde se compraban productos frutícolas sin ningún otro elemento comercial que un boletín donde se estipulaba calidad y cantidad.

Y los compradores retiraban los productos en otras zonas de bajo tránsito alejadas del Mercado. Un homenaje a la lealtad comercial y a la buena fe.

Esta práctica fue trasladada al Mer-cado central pero se deterioró por el “mal uso”.

Podríamos estar mucho tiempo explicando o no pudiendo explicar, por qué se reemplazó una actividad económica extraordinaria (vale recordar también la vida alrededor de cada uno de esos Mer-cados) por un alejamiento que de nada sirvió – reiteramos - ni a la producción y menos aún a los consumidores.

Vamos a avanzar en la discusión de este tema, entendemos que ha llegado la hora que la Ciudad de Buenos Aires recupere su autonomía alimentaria, segu-ramente con un diseño moderno, con base en los sistemas de información, con una adaptación esencial a la integración urbana, posiblemente con más de un Centro de Abastecimiento y Servicios, con un perfil sustentable, desde la sanidad alimentaria hasta las relaciones laborales, que reivindique el perfil de ciudad y que sea un orgullo más para sus habitantes.

C.P.N Armando Abel Freijo
Presidente de RECYDES


 9 de febrero de 2021.(tiempopyme)

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

REVISTAS ONLINE BANNER


Seguinos en twitter


tiempopyme.com
E-mail:tiempopyme@tiempopyme.com.ar
Capital Federal - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2021 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño sitios WEB Grandi y Asociados