23.8 C
Capital

Recordando el otro 2 de Abril Por Marcelo Fernandez y Raúl Zylbersztein

Debemos tambiín recordar que el 2 de Abril de 1976 se impuso el plan económico de los que impulsaron la dictadura ese mismo año.

En esa fecha, Josí Alfredo Martínez de Hoz, ministro de Economía y principal cabeza de los cómplices civiles del golpe, enunció en su discurso: “Se abre, señores, un nuevo capítulo en la historia económica argentina. Hemos dado vuelta una hoja del intervencionismo estatizante y agobiante de la actividad económica para dar paso a la liberación de las fuerzas productivas”.

Con estas cínicas palabras inició el más importante genocidio de empresas nacionales y con ellas a los puestos de trabajo y al salario real. Por ello debería dar cuenta de sus actos ante la justicia, ya que era el objetivo del golpe militar, hacer desaparecer toda resistencia política para poder establecer este nuevo orden económico.

En su gestión reemplazó a la producción por la especulación. Su reforma financiera transformó a la tasa de interís en el eje de la política económica. Paralelamente se inició el proceso de destrucción de la industria nacional y de distribución regresiva del ingreso.

Se redujeron los aranceles de importación y se revaluó el peso. Se liberaron precios y tarifas, y el salario real cayó un 40 % de la mano del cierre de 20.000 establecimientos industriales. Esto estuvo acompañado de un aumento gradual de la deuda externa, que pasó de casi 8.000 millones de dólares a 40.000 millones al final de la dictadura militar; y un brutal proceso de extranjerización de la economía.

“Hay una Argentina que muere, la del Estado elefantiásico que subsidia empresas ineficientes y cobija tanto a empresarios indolentes como a sindicalistas inescrupulosos”, dijo en otro párrafo de ese discurso este personaje, estableciendo una cultura de la especulación, del desprecio por lo propio y del despilfarro de nuestros recursos naturales sin generar trabajo en el país en el país. Una cultura que, lamentablemente, luego de 32 años, aun persiste en en algunos sectores.

Como una extraña jugada del destino, representando todo un símbolo, el 2 de Abril de 1982 la dictadura intenta perpetuarse a travís de un caro sentimiento de todos los argentinos, la recuperación de las Islas Malvinas. Y el 2 de Abril de 1991 el país estrena la llamada “Convertibilidad” que alcanza a redondear, por otros mítodos, aquel plan iniciado exactamente 15 años antes.

La lección aprendida por los argentinos es que nunca más podemos repetir estas experiencias. Producción significa trabajo para todos, significa dignidad para todos. Sin trabajo no hay desarrollo ni democracia.

No hay democracia sin economía de producción y no puede haber economía de producción sin democracia. Democracia y producción son realidades inseparables.

Llamamos a todos a tener memoria, recordar hechos que nunca deben repetirse y defender el modelo de desarrollo productivo e inclusión social.

#

#

Related Articles

La Cámara de Centros de Inspección Vehicular (CCVI) cumplió 30 años salvando vidas

Tanto el Convenio Marco, como la Resolución 417/92 de la STN que aprueba el REGLAMENTO PARA LA INSPECCION TECNICA DE LOS VEHICULOS DE TRANSPORTE...

Revista Tiempo Orgánico – Nº 47

Open publication - Free publishing

Stay Connected

22,046FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles

La Cámara de Centros de Inspección Vehicular (CCVI) cumplió 30 años salvando vidas

Tanto el Convenio Marco, como la Resolución 417/92 de la STN que aprueba el REGLAMENTO PARA LA INSPECCION TECNICA DE LOS VEHICULOS DE TRANSPORTE...

Revista Tiempo Orgánico – Nº 47

Open publication - Free publishing