23.9 C
Capital

Vacunas contra tumores de pulmon

Una vez más, la UNQ da que hablar con su destacada labor, esta vez tras la participación del laboratorio de Oncología Molecular en el que sus investigadores formaron parte de un proyecto de vacuna contra tumores de pulmón.
Luego de una investigación de más de 13 años, este equipo multidisciplinario formado por investigadores de la UNQ, la Universidad de Buenos Aires, el Instituto Roffo, el Hospital Garrahan y la Academia de Medicina de la compañía ELEA, lograron desarrollar la cepa que en los próximos meses comenzará a ser probada en estudios internacionales.
Se está llevando a cabo la última etapa exigida por las autoridades antes de que se pueda solicitar la aprobación de un producto farmacológico y intervendrán 760 pacientes de la Argentina, Brasil, Cuba, India, Malasia y Singapur, con la posibilidad de incorporar pacientes europeos.
Vale destacar la importancia de un descubrimiento de tal envergadura realizado íntegramente por mentes argentinas y gracias al apoyo del laboratorio ELEA, de gran aporte en la financiación.
"En un país latinoamericano, es algo singular. Un hallazgo", destacó el doctor Daniel Alonso, director del laboratorio de Oncología Molecular de la UNQ e investigador del CONICET.
Según cuentan los integrantes del equipo, en un principio fue un proyecto utópico, pero con el correr del tiempo se logró llegar hasta esta instancia, lo que hace del descubrimiento un logro destacadísimo para la ciencia del país.
La intención del programa fue encontrar que el sistema inmune humano ataque eficazmente el tumor con un blanco molecular, un antígeno que se encontraba en cílulas cancerosas.

Por una mejor calidad de vida

La primera etapa fue demostrar la no toxicidad del mismo, la segunda se basó en demostrar una respuesta antitumoral y el producto elegido para la misión fue un anticuerpo monoclonal que se logró fusionando un linfocito B de ratón con una cílula tumoral humana. El mismo se comporta como una vacuna, estimulando la actividad inmune contra un blanco molecular específico (gangliósido), que en este caso está presente en las cílulas del cáncer pulmonar.
Según los investigadores, "los resultados de los estudios clínicos realizados en el país tras inyectar con 15 dosis del compuesto antiidiotipo 1E10 cada 15 días son alentadores" al hablar de frenar la evolución de la enfermedad luego de un tratamiento estándar.
Los primeros resultados arrojaron un promedio de sobrevida mucho mayor al esperado, y ahora se harán estudios controlados. Primero para disminuir la carga tumoral y luego lograr el tratamiento inmunológico.
La gran esperanza de los científicos es convertir el cáncer en una enfermedad controlable.

El laboratorio de la Universidad

Vale destacar que hace un par de meses, la UNQ mediante una investigación del propio Alonso y el equipo de trabajo que coordina en el laboratorio de Oncología Molecular de la Universidad de Quilmes descubrió una proteína que podría reducir drásticamente el riesgo de metástasis en casos de cirugía de cáncer de mama y además obtuvo una patente internacional por su desarrollo, en un descubrimiento más que significativo.
El laboratorio está dirigido por el doctor -y rector- Daniel Gómez y el doctor Daniel Alonso y se completa con Hernán G. Farina, Mariano R. Gabri, Pablo Lorenzano Menna, Giselle V. Ripol, Santiago Girón, Romina Parera, Laura Otero, Valeria Vázquez y Victoria Romero.

#

#

Related Articles

Stay Connected

22,046FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles