24.5 C
Capital

Fuerte aumento del superávit fiscal, pero también del gasto

creció el mes pasado un 72,5%, hasta US$ 2789,9 millones. El dato es positivo, pero analistas advirtieron que el ritmo de aumento de los ingresos (54,7%) apenas superó el de los gastos (51,6%) y concluyeron que la política fiscal no está contribuyendo a la lucha contra la inflación. Al mismo tiempo, el mayor superávit le permitirá al Gobierno afrontar con más comodidad los pagos de la deuda pública, que se intensificarán en el segundo trimestre.

"Los números ratifican y consolidan el modelo económico", destacó ayer en la Casa Rosada el ministro de Economía, Carlos Fernández, que no aceptó preguntas de la prensa. "El frente fiscal está muy bien. En 2008 el crecimiento de los recursos fue superior al de los gastos en los cuatro primero meses. Sólo en 2004 se habían tenido cuatro meses consecutivos con mayor crecimiento de los ingresos", destacó Fernández, que no mencionó la evolución de ambas variables en abril, sino que prefirió destacar los resultados del primer cuatrimestre, período en el que en las arcas públicas entró un 44% más de fondos y salió un 38,8% más.

El superávit fiscal primario de los primeros cuatro meses de 2008 fue de $ 11.633,9 millones, un 73,6% superior que en el mismo período del año anterior. El resultado financiero (despuís del pago de intereses de la deuda) ascendió a 6429,8 millones, lo que supone un alza del 260%. El mes pasado, el superávit financiero se incrementó el 153%, a 1611,1 millones.

Razones

Fernández vinculó el aumento de la recaudación con las contribuciones a la seguridad social (vinculadas con el mayor empleo en blanco y las subas salariales), los impuestos al comercio exterior, el IVA, Ganancias y las transferencias bancarias. A su vez, atribuyó un 36% del alza del gasto al aumento jubilatorio del 7,5% en abril, las asignaciones familiares, la cobertura asistencial del PAMI, el rígimen de jubilación anticipada y la moratoria previsional. Otro 36% de la suba se explica por los subsidios para mantener los precios del transporte, los alimentos y la electricidad. Un 10% se relaciona con la mayor inversión pública.

"Aunque crecen más los ingresos, no es una política fiscal contractiva -advierte el economista Miguel Bein-, porque esta política contractiva en el margen tiene que ver con una mayor presión impositiva sobre los consumidores del mundo, dado que los productores agrícolas y petroleros no reciben menos pesos por efecto de las mayores retenciones. No hay una moderación del gasto, aunque no crece tanto como el año pasado."

Bein relacionó el fuerte aumento de la recaudación de abril con que se liquidaron exportaciones agrícolas que no se habían concretado durante las tres semanas del paro rural de marzo, mes en el que el Gobierno elevó la alícuota de las retenciones. "Aún no hay una trayectoria de aumento del gasto más suave, que hace falta para tener un ancla inflacionaria más sólida. Sigue creciendo en tírminos del PBI [producto bruto interno] y se duplicó en tírminos absolutos en dos años", agregó.

Ricardo Delgado, de la consultora Ecolatina, calculó que, dada la estructura del gasto -sobre todo, los subsidios al sector privado-, es difícil que el alza del gasto baje del 36% en 2008. "El aumento del superávit primario es alto, pero al 72 por ciento hay que descontarle 25 por ciento de inflación -advirtió Delgado-. El gasto crece menos que los ingresos y que el año pasado, pero está en niveles altos. La política fiscal sería contractiva si usaras los recursos para sacar demanda agregada o compraras dólares, pero el superávit se usa en forma discrecional y se incentiva más el consumo que la inversión. Pero la solución de la inflación no pasa por desacelerar el crecimiento de la economía, porque la estructura de costos de las empresas está adecuada a una demanda alta."

En cambio, el analista Rodolfo Rossi destacó como "muy buenos" los números de las cuentas públicas, con lo que "hay mucha comodidad fiscal" para enfrentar los pagos de la deuda de este año. Pronosticó un superávit fiscal primario del 4% del PBI, casi un punto más que en 2007 y en coincidencia con el objetivo anhelado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"Pero hay aspectos que no me gustan", admitió Rossi. El primero es que las prestaciones de la seguridad social superan los ingresos para tal efecto. "Es positivo para la redistribución del ingreso que aumenten las jubilaciones, pero hay que tratar de incorporar al sistema trabajadores que no aportan", sugirió, aunque recordó que este año ingresarán otros $ 500 millones de las AFJP como efecto de la reforma previsional de 2007. Otro aspecto que no le agrada son los subsidios a la electricidad: "Aún están en niveles sustentables, pero a futuro debería aumentar las tarifas".

"Este año habrá más austeridad que en 2007, porque jubilaciones y salarios no aumentan a la par que la inflación", observó Alejandro González Escudero, de la Fundación Economía y Sociedad (Fundecos).

#

#

Related Articles

La Cámara de Centros de Inspección Vehicular (CCVI) cumplió 30 años salvando vidas

Tanto el Convenio Marco, como la Resolución 417/92 de la STN que aprueba el REGLAMENTO PARA LA INSPECCION TECNICA DE LOS VEHICULOS DE TRANSPORTE...

Revista Tiempo Orgánico – Nº 47

Open publication - Free publishing

Stay Connected

22,046FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles

La Cámara de Centros de Inspección Vehicular (CCVI) cumplió 30 años salvando vidas

Tanto el Convenio Marco, como la Resolución 417/92 de la STN que aprueba el REGLAMENTO PARA LA INSPECCION TECNICA DE LOS VEHICULOS DE TRANSPORTE...

Revista Tiempo Orgánico – Nº 47

Open publication - Free publishing