25.1 C
Capital

El sedentarismo triplica el riesgo de accidente cerebrovascular

Se considera que una persona es sedentaria cuando no realiza el mínimo recomendado de 30 minutos diarios de actividad física moderada. Según la OMS, al menos el 60% de la población mundial no lo cumple y desconoce los riesgos

La Fundación Cardiológica Argentina, brazo hacia la comunidad de la Sociedad Argentina de Cardiología, alertó acerca de la importancia de combatir el sedentarismo, uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.

En el marco de la Jornada "Salud cardiovascular, factores de riesgo y prevención", en una capacitación para la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina (AMJA), la doctora Margarita Morales, coordinadora del Grupo Actividad Física, de la Fundación Cardiológica Argentina, afirmó que "la posibilidad de que una persona sedentaria padezca un accidente cerebrovascular (o stroke) aumenta un 270 por ciento, es decir casi 3 veces más, en relación con una persona activa".

"La población debe conocer en detalle los factores de riesgo y, sobre todo, las medidas que debe tomar para prevenir las enfermedades cardiovasculares. La ignorancia es la principal causa de muerte cardiovascular, y la educación es su tratamiento. Los principales factores de riesgo son el colesterol elevado, la hipertensión arterial, la obesidad, la diabetes, el tabaquismo y el sedentarismo", expresó la doctora Liliana Grinfeld, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina.

Se considera que una persona es sedentaria cuando no realiza el mínimo recomendado de 30 minutos diarios de actividad física moderada. De acuerdo con datos de 2004 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos el 60 por ciento de la población mundial es sedentaria. En el año 2000, hubo en el mundo 1,9 millones de muertes por inactividad física.

Al respecto, la doctora Morales sostuvo: "el sedentarismo se debe a características psicosociales y conductas determinadas. Por un lado, es consecuencia de la poca actividad física en las actividades laborales, el entorno informatizado y robotizado a nuestro alrededor, y la oferta de actividades recreativas y culturales esencialmente sedentarias. Tambiín contribuye la escasa difusión sobre los riesgos del sedentarismo para la salud".

El sedentarismo produce un aparato cardiovascular cada vez más ineficaz. Además, ocasiona pírdida de masa ósea y muscular, y aumento de masa magra. Esto disminuye las posibilidades de trabajo físico, por lo que se reduce la generación de endorfinas y aparece el dolor. De esta manera, se hace inclusive más complicado que la persona decida comenzar a ponerse en movimiento.

"La primera medida que hay que tomar es incrementar la actividad física en la vida cotidiana. Es conveniente, por ejemplo, subir las escaleras y evitar el ascensor, bajarse del colectivo unas paradas antes para aprovechar y caminar, estacionar el auto a unas cuadras del trabajo y dar un paseo durante el descanso del mediodía. Hay que evitar permanecer sentado durante varias horas, e interrumpir esos períodos con breves estímulos de ejercicio".

Respecto de la cantidad de ejercicio físico recomendado, la especialista agregó: "No es necesario crear atletas, pero sí ser moderadamente activos. Hay que realizar un mínimo de 30 minutos diarios de actividad física aeróbica-dinámica todos los días. Esto es caminar, hacer bicicleta o nadar. Luego, es importante combinar eso con ejercicios de flexibilidad, elongación, coordinación y equilibrio. Por último, hay que incorporar trabajos de tono muscular y fuerza, siempre de acuerdo con las capacidades de cada uno y supervisados por especialistas".
Asimismo, aseveró que si se precisa bajar de peso, el mínimo diario de actividad moderada asciende a una hora.

"El abandono del sedentarismo es un proceso. Primero, en el corto plazo, es importante pasar a ser moderadamente activos, algo que no es tan difícil de lograr. Luego, en una segunda etapa, habrá que pasar a ser definidamente activos", especificó la doctora Morales.

"La actividad física reduce en un 50% el riesgo de enfermedad cardiovascular. Disminuye la resistencia a la insulina, la obesidad y mejora la presión arterial. Pero además brinda energía, buen humor, mejora la apariencia física, el descanso nocturno, la capacidad socialización, y contribuye a mantener la independencia a lo largo de los años", concluyó Morales.

#

#

Related Articles

Stay Connected

22,046FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles