22.8 C
Capital

Desde la Iglesia insisten con que hay más pobreza

El arzobispo de Santa Fe, Josí María Arancedo, respaldó los dichos del obispo de San Isidro, Jorge Casaretto, sobre un deterioro de la situación social. "La Iglesia tiene una percepción distinta a la del Gobierno", remarcó

En medio de un clima de fuertes cruces entre el Gobierno y la Iglesia por el índice de pobreza, el arzobispo de Santa Fe, monseñor Josí María Arancedo, reforzó las críticas contra los datos oficiales y aseguró que la percepción es que en estos momentos la problemática "está aumentando".

"La Iglesia tiene una percepción distinta de la del Gobierno, en materia de pobreza e indigencia", aclaró.

Las declaraciones del monseñor marcaron el cierre del Observatorio de la Deuda Social 2004-2007, que se realizó en la Universidad Católica Argentina (UCA). En el encuentro, Arancedo reclamó "un proyecto de país, basado en la inclusión social", según publicó el diario La Nación.

Arancedo se refirió, tambiín, al conflicto entre el Gobierno y el campo por las retenciones móviles dispuestas para la exportación de granos. "Esto debe terminar", lamentó.

La agenda de Bergoglio para su viaje al Vaticano
El arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, viajará a la Santa Sede con una amplia agenda de temas entre los que se destacan la designación del embajador argentino en Roma y la reciente crisis con el Gobierno por las discrepancias sobre los índices de pobreza.

Bergoglio partirá mañana para presentarse ante el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone. Se espera, además, que en la reunión se hable sobre el conflicto que mantiene el campo con el Gobierno por las retenciones móviles y la actual situación de la Iglesia en la Argentina.

El nombramiento del embajador argentino en el Vaticano se encuentra trabado desde que la presidente Cristina Kirchner designó para el cargo al ex ministro de Justicia, Alberto Iribarne. Desde Roma rechazaron su postulación, porque el ex funcionario está separado y en concubinato con una nueva pareja.

"Lo que pasa es que la Casa Rosada espera que el Vaticano anuncie públicamente que no acepta a Iribarne. En ese caso, el problema será presentado por la Santa Sede. Si, en cambio, retira el plácet, el problema habrá sido del Gobierno", explico

#

#

Related Articles

Stay Connected

22,046FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles