25.1 C
Capital

La Iglesia interviene en el conflicto llamado dialogo

En lo que se interpretó como un síntoma inequívoco de la preocupación que provoca en la Iglesia el conflicto del sector agrario con el Gobierno, los obispos exhortaron ayer a las partes a dialogar para superar las diferencias.

La rapidez de la reacción eclesiástica -inmediatamente despuís de Semana Santa- y el rango de los autores del pedido (los miembros de la cúpula del Episcopado, que encabeza el cardenal Jorge Bergoglio) no hizo más que evidenciar el grado de la inquietud del clero.

La intervención de los obispos fue, tal vez, la más importante de los numerosos llamados al diálogo que se repitieron ayer desde varios sectores.

"La Conferencia Episcopal quiere exhortar al diálogo, que es el gran instrumento de construcción y consolidación de la democracia" dice el documento de los prelados, y sigue: "Esto nos obliga a priorizarlo en todos los órdenes de nuestra convivencia. Así, podremos superar la excesiva fragmentación que debilita a nuestra sociedad y nos dispondremos a encontrar los consensos necesarios que nos ayuden a reafirmar nuestra identidad y crecer en la amistad social", dicen los obispos, citando uno de sus últimos documentos, de noviembre de 2006.

El llamado del Episcopado (que se apuró a difundir el documento antes de que las entidades agrarias dispusieran continuar el paro y la presidenta Cristina Fernández criticara con dureza la media) llegó luego de que varios dirigentes rurales barajaran la posibilidad -ante las consultas periodísticas- de que la Iglesia mediara en el conflicto.

Entre ellos, se contó el presidente de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, quien la sumó a eventuales gestiones de los gobernadores de las provincias más afectadas.

Clarín pudo saber que durante la jornada, algunos dirigentes rurales intentaron contactarse con autoridades de la Iglesia. Sin embargo, anoche se desconocía si, efectivamente, le habían pedido una gestión. Con todo, parecería existir una disposición del Episcopado a intervenir de alguna manera en este conflicto.

Por lo pronto, el arzobispo de Paraná, Mario Maulión, dijo que estaba dispuesto a mediar en su provincia. Maulión aclaró que una eventual intervención de la Iglesia "no sería como la de un juez que dictamina, sino a favor de un acercamiento para que las partes puedan encarar un autíntico diálogo". Por otra parte, se supo que hubo sacerdotes que contuvieron a los ruralistas en las rutas y hasta en algunos lugares, como en Rojas, provincia de Buenos Aires, oficiaron misa.

#

#

Related Articles

Stay Connected

22,046FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles