23.9 C
Capital

Ya no se hacen encuestas de imagen sobre la Presidenta?

Cristina Kirchner habría bajado 10 puntos en el último mes, pero como la mayoría de los sondeos los encarga el Gobierno, nadie los difunde.

En plena crisis con el campo, la imagen de la presidenta Cristina Kirchner habría caído 30 puntos según algunos sondeos de opinión revelados por la revista Noticias.

Su imagen positiva estaría en el 33 por ciento, de acuerdo con los relevamientos más exigentes, porque la gente cuestiona su estilo, al que califican de "soberbio".

Igual, los expertos coinciden en que la jefa de Estado está en condiciones de revertir en forma rápida semejante cuadro, aunque para ello debería adoptar un estilo más abierto y conciliador.

Para ello, sería una muy buena oportunidad el acto que, al menos por ahora, prepara el Gobierno para el 25 de mayo próximo, a dos años del Bicentenario.

Igual, los encuestólogos prefirieron adoptar un perfil bajo, no sea cosa que pierdan a su principal cliente: el propio Gobierno.

¿Dónde están las encuestas? Las consultoras trabajan como siempre (de eso viven) y los políticos siguen tan pendientes de su imagen como una diva en declinación.

Sin embargo, desde que se desató la crisis con el campo, hace ya casi dos meses, la mayor parte de las consultoras optó por guardar sus sondeos y difundirlos "cuando aclare".

Esto se hace particularmente notorio con las encuestas que miden la imagen de la presidenta Cristina Kirchner y la aprobación de su gestión.

En voz baja, casi todos los analistas admiten que la imagen de la Presidenta bajó entre ocho y diez puntos sólo en el último mes, pero muy pocos aceptan publicar semejantes números.

Varios consultores que trabajan habitualmente con el Gobierno y otros que no lo hacen tomaron la misma decisión: esperar a que termine la crisis del campo, que decanten las consecuencias y los enojos del conflicto y medir de nuevo.

Es una decisión metodológica, explicaron, basada en el "escenario de alta volatilidad" que existe en la opinión pública.

"Cuando una medición baja mucho de golpe, la repetimos. Corresponde metodológicamente, porque puede ser un enojo transitorio y no sería responsable difundirlo", señaló Sergio Berensztein, director de Poliarquía, que esperará para publicar la última medición de imagen presidencial.

"Antes de salir con un número, hay que buscar una sensación de estabilidad y medir ahí, en un momento donde no haya un pico", coincidió Analía del Franco, de Analogías, que tambiín esperará.

Sin embargo, una buena cantidad de encuestadores no difundirá sus datos por motivos menos tícnicos: los sondeos fueron encargados por el Gobierno, y no pueden difundirlos si "el cliente" no los autoriza.

Según un relevamiento de LA NACION, de las 20 consultoras más reconocidas a nivel nacional, 12 realizan habitualmente encuestas para el Gobierno, cuatro lo hacen ocasionalmente, y solamente cuatro no tienen vínculos conocidos con el Poder Ejecutivo.

En ese contexto, la Casa Rosada, el mayor cliente político de sondeos de opinión, guarda en secreto las encuestas que encarga, y si la imagen de la Presidenta no mejora, tal vez una docena de consultoras no estarán autorizadas a difundir su trabajo por bastante tiempo.

"Estamos esperando que termine la crisis con el campo, y ahí se verá quí pasa con las encuestas", contó a LA NACION un allegado al Gobierno.

Mientras tanto, algunos sondeos que sí vieron la luz y el análisis de los encuestadores permiten armar el rompecabezas incompleto.

Según el último trabajo de Graciela Römer, despuís de la crisis del campo la imagen positiva de Cristina Kirchner bajó ocho puntos (pasó del 46% al 38) mientras su imagen negativa creció cinco puntos (del 12 al 17 por ciento).

Esta semana, sin embargo, los números que manejaban en la Casa Rosada la ubicaban en los 35 puntos de imagen favorable, 20 puntos menos que cuando llegó al poder.

En materia de gestión, Poliarquía dio a conocer en Indice de Confianza en el Gobierno que publica mensualmente, que bajó un siete por ciento. En una escala que va de 0 a 5, el Gobierno obtiene 1,74 puntos de confianza. Los mayores descensos fueron en el Gran Buenos Aires, donde la confianza bajó 13 por ciento y en la Capital, con una caída del 16. En cambio, en el interior del país, creció el 1 por ciento.

"El tema precios es un problema que recorta la confianza de la gente, y además este Gobierno todavía no logra ganar un vínculo afectivo con la población", analizó Hugo Haime para explicar la baja en las encuestas.

En opinión de Ricardo Rouvier, "hay un escenario de caída de la imagen de la Presidenta, pero no es catastrófico: si termina el conflicto con el campo se puede recuperar".

#

#

Related Articles

Stay Connected

22,046FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles